miércoles, agosto 25, 2010

¡¡Día de la Asunción, el día más feliz de mi vida!!

¡Tengo mucho que agradecer…!. En esta oportunidad, quiero empezar dando gracias al Señor, porque es Él y su Gracia los que han llenado mi corazón de alegría, este Domingo 15 de Agosto del 2010, día en el que me consagré a Dios como Hermana Franciscana de la Inmaculada en la capilla San Martin-Malambito.

Quisiera agradecer especialmente a la Congregación porque me han permitido realizar el sueño de mi vida; gracias, porque me han abierto las puertas para poder dedicar mi vida al Señor, en servicio y entrega, desde el carisma de Madre Francisca.

Con alegría puedo decir que no he sido yo quien elegí a Cristo, ha sido El quien, en su infinita bondad, ha puesto los ojos en mi fragilidad, y me ha visitado con sus dones y gracias, para tener una nueva vida en Él y para Él.

A mis padres… GRACIAS, por brindarme su confianza, por apoyarme siempre, por alentarme a seguir luchando por lo que creo.

Agradezco también de manera especial al Padre José Dónovan, quien me hizo conocer a las mejores Franciscanas que él conocía, como él mismo me dijo. Lo cual fui experimentando y saboreando a lo largo de estos años y, por ello, puedo decir que no se equivocó. A él mil gracias!!!

Gracias, también a mis formadoras: a la Hna. Hilda Dávalos, la primera hermana que conocí, ella me orientó y me invitó a conocer el Carisma y a formar parte de las HFI, a mi maestra en el postulantado: Hna. Dolores Franquelo, quien con su ternura y con su ejemplo me orientó en mis primeros pasos. De igual manera, a la Hna. Amparo Buendía que con su alegría y su capacidad de escucha, fortaleció mi vocación en el noviciado y a las Comunidades de Malambito, Piura y la Selva, quienes me acogieron y me contagiaron el espíritu de la vida fraterna; y a cada una de las hermanas que, con su amistad y acogida, han hecho posible el testimonio vivo de que vale la pena ser Hermana Franciscana de la Inmaculada.

Muchas gracias a todas por su apoyo incondicional, por sus oraciones y por hacerme parte de ésta mi nueva familia. Porque con Uds. aprendí el valor de llevar a Cristo en el corazón como el único tesoro de mi vida. Por esto, comparto con Uds. la alegría de haber encontrado el sentido de mi vida, de saber que es aquí donde el Señor me quiere y que soy feliz como HFI desde la espiritualidad franciscana.

Les pido que me sigan acompañando con sus oraciones, para poder seguir respondiendo cada día con un Sí renovado al Señor, a quien tanto amo. Para que, contagiada de la alegría de Francisco de decir MI DIOS Y MI TODO y como la Virgen María pueda entregar mi vida en las manos del Señor, dejar que Él haga en mí su voluntad y, en fidelidad junto con el pueblo, tenga la oportunidad de ser feliz y hacer felices a los demás.
¡¡MUCHAS GRACIAS DE TODO CORAZÓN!!

Vanessa Lisbeth Brea Benites.










1 comentario:

  1. ENHORABUENA VANESSA!!
    (bueno no se si en un dia tan importante como éste se dice enhorabuena o el q....)no importa, sólo quiero decirte que animo, adelante en cada paso que te surja como Franciscana de la Inmaculada y sobre todo como persona.
    Que en ese caminar siempre lo hagas con la humildad que creo q lo hizo M.Fca, y sobre todo con esa acogida a cada persona que se cruce en tu camino.
    Y sin duda Vanessa, con esa alegría con la que un día te conocí, con esa fuerza con la mas de un día jugamos al voley y sobre todo esa creatividad y constancia con la que un día te ví elaborar esas pulseras que tanto me gustan!!
    Un abrazo fuerte desde España, desde Zaragoza, para que también en tu día a día la Virgen del Pilar te acompañe!!
    Noelia

    ResponderEliminar